TARTA GUINNESS

25 septiembre 2014




Uno de los bizcochos que mas han gustado en casa, uno de los mejores que he hecho, compacto, húmedo, muy sabroso y es increíble pero es que el sabor a cerveza ni se nota, y que deciros del frosting, una crema de queso espectacular, a pesar que esta tarta es una bomba de calorías, ni se notan los ingredientes como el azúcar ya que lleva en cantidad o la mantequilla, todo salió en su justa medida. Por cierto, os fijáis que la tarta imita a una cerveza con espuma ?? bueno algo así
Quizás el copete me ha salido un poco alto, pero tenia que utilizar la crema que es un autentico vicio.
Mejor hacer el bizcocho el día antes, guardarlo en frigorífico a que repose y el día de la celebración hacer el frosting y dejar enfriar bien. Gana mucho de un día para otro,
 el sabor es buenísimo !!!!
creedme !!!



INGREDIENTES

Para el bizcocho:
250 ml de cerveza Guinness
250 gr de mantequilla
75 gr de cacao en polvo
400 gr de azúcar
140 ml de nata liquida con 35% materia grasa
2 huevos
1 cucharadita de vainilla liquida
250 grs de harina
2 cucharaditas y media de bicarbonato

Para la crema de queso:
300 gr de queso tipo Philadelpia
150 gr de azúcar glasé
360 ml de nata liquida con 35% materia grasa






PREPARACIÓN

Comenzamos con un cazo en el fuego con la cerveza y la mantequilla troceada, calentamos hasta que la mantequilla este totalmente derretida, sin que llegue a hervir, separamos y dejamos que enfriar.
En un boll, tamizamos el cacao, ( yo he utilizado el de la marca Valor), el azúcar, la harina y el bicarbonato. Removemos bien con una cuchara hasta que este totalmente mezclado. Mezclamos ahora aparte, la nata, los huevos y la vainilla liquida con unas varillas hasta que este todo bien integrado.
Agregamos el contenido de la cerveza junto con la mantequilla al bol con la nata y los huevos.. Poco a poco iremos incorporando la mezcla de los líquidos a los ingredientes secos, removemos hasta conseguir una masa homogénea, sin grumos, queda bastante liquida.
Engrasamos un molde de unos 22 cm y ponemos en este la mezcla, cociéndola a horno previamente precalentado a 180 grados, durante 50 minutos  aproximadamente, ya sabeos que cada horno varía, probar siempre pinchando con un palillo en el centro del bizcocho y este tendrá que salir limpio.
Sacamos el bizcocho y dejamos enfriar.
Yo lo he dejado en nevera envuelto en film toda la noche y por la mañana he preparado la crema.
Empezamos a montar la nata, después mezclamos el queso con el azúcar glasé, a ser posible con un batidor eléctrico, se acaba antes y queda estupendamente, una crema muy suave. Incorporamos la nata y mezclamos con movimientos envolventes hasta conseguir una crema untuosa. Repartimos encima del bizcocho, y a ser posible refrigeramos.
Esta tarta la he preparado para mi cumpleaños, ha sido todo un exitazo, creo que la tendré que repetir pronto porque ha encantado, aunque de light no tiene nada como podéis comprobar.




Animaros con esta tarta para el finde, seguro que triunfáis !!!!

6 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Triunfa seguro, me encanta y eso solo de verla huuuuuu.Besoss cielo.

Mª Dolores Martinez Martinez dijo...

Que tarta más buena y también me gusta tu blog que no conocía, por eso me quedo a vivir y ver lo que se cuece por aquí.
Bsts Con sabor a huerto blogspot.com

Cuca dijo...

Con ese corte cualquiera se resiste ¡Tengo que hacerla en casa!

¡Besos mil y feliz y dulce fin de semana!

losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

Maria Dolores dijo...

Desde luego que es de esos bizcochos que dejan huella esta riquísimo y como tu dices al día siguiente mejor.
Saludos

Mari Nuri Cake dijo...

Qué tarta tan distinta pero muy rica, porque una amiga mia me dio la receta y está fantástica.
El copete será alto pero que ricoooo!!!
Besitos

Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor dijo...

Efectivamente, uno de los mejores pasteles que hemos probado. Qué buena pinta y qué hermoso te quedó!!!