RISOTTO CON NÍSCALOS

19 febrero 2014




Hoy toca receta salada, tenia ya desde noviembre pendiente este post y se me había olvidado, bueno,  y para quien no sepa que es exactamente un risotto, podría comentados que se trata de un arroz que se prepara añadiendo caldo poco a poco y que se termina con mantequilla para que el plato obtenga una consistencia cremosa.
Me había regalado mi hermano niscalos o rovellones, se fueron de caminata por los montes de León y se pusieron ciegos a recoger esta variedad de setas, por lo que en primer lugar me he decantado por este risotto que resulto delicioso. Los niscalos, pertenecen a uno de los géneros mas apreciados y conocidos de hongos y destacan por su versatilidad en la cocina, ya que se pueden preparar a la parrilla, al ajillo, en guiso, con arroz, como guarnición de carnes y pescados, con pasta….Desprenden un aroma muy agradable y su sabor intenso es una delicia.






INGREDIENTES
2 tazas de las de te de arroz bomba
4 tazas  "          "    de caldo de verduras
2 dientes de ajos
250 gr aproximadamente de níscalos
100 ml de vino blanco
5 cucharadas de aceite de oliva
50 gr de mantequilla sin sal
100 gr de cebolleta
pimienta negra
sal

PREPARACIÓN
En primer lugar, preparar los níscalos, se lavan bien, se les quita bien la tierra y se cortan al gusto, dejar escurrir bien.
En una sartén o cazo ya con el aceite caliente, echamos los ajos una vez pelados cortados en laminas, en fuego medio bajo para que no se quemen, una vez que estén doraditos introducimos los níscalos con un poquito de sal y pimienta negra al gusto. Dejar a fuego lento hasta que las setas pierdan todo el agua, ir probando hasta que estén bien hechas. Una vez hechas apartamos del fuego y reservamos.
Vamos ahora con el arroz, y a ser posible que sea de la variedad bomba. En una cazuela echamos  como tres cucharadas de aceite de oliva cuando este un poquito caliente introducimos la cebolleta bien cortada en trozos y la pochamos bien, cuando este bien doradita introducimos las dos tazas de arroz, removemos con una cuchara para que absorba bien el sabor y se dore un poco, como 2 minutos mas o menos. Añadimos ahora el vino blanco y dejamos que se evapore. Ahora añadimos dos tazas de caldo bien caliente, vamos removiendo hasta que se absorba bien, entonces añadimos las otras dos restantes poco a poco y sin dejar de remover, para que el arroz pierda todo su almidón y adquiera la cremosidad que lo caracteriza, cuando lo absorba totalmente es cuando le introducimos la mantequilla, hay que ir probando poco a poco hasta ver que esta en su punto, tiene que quedar muy cremoso, en total son como unos 20 minutos de coción. Cuando este en su punto, si quieres puedes añadir queso parmesano, yo no lo he utilizado, pero también le da su punto bueno. Dejar reposar unos minutos y servir junto a los níscalos.
Y… todos a la mesa, preparados los platos….y a servirse...




4 comentarios:

Julia Romero dijo...

Ayyy!! que ricos, quien pillara un plato de niscalos para hacerlos a pla plancha con ajito y perejil...bueno con el risotto tambien estan de muerte!! Bs.
Julia y sus recetas.

Doris mis cosillas dijo...

Hayyyyy que ganas de níscalos tengo, parece que estoy en cinta, pero es que por Toledo yo no se pero no los encuentro.Bueno decirte que no veas me comería hasta el plato huuuuu.Besosss y buenas tardes

Milia dijo...

Que buena combinación Mercedes, me encantan cualquier risotto y me gustan tods las setas, así que con este plato disfrutaría de lo lindo.
Ha quedado realmente hermoso.
Un biquiño amiguiña

Esther Outón dijo...

Que maravilla de risotto!! y con esos revellones de monte ya me matas, una joya de plato...Bess